Como propietario de un pequeño negocio, usted necesita un sitio web para hacerlo crecer. Mirar un negocio con proyección significa también entrar en las exigencias del mundo actual y el sitio web es una de ellas. Usted puede ofrecer sus productos a través de sitios web.  En general los clientes utilizan la Internet para ver numerosos productos y servicios y así tomar una decisión de compra.

El paradigama de que una pequeña empresa no necesita sitios web ha sido revaluado, al igual el de pensar que la construcción de un sitio web es costoso.  El mantenerse reacio al progreso tecnológico sólo conlleva a la pérdida de mercado y de clientes potenciales con el agravante de perder los beneficios y oportunidades que ofrece una página web.

Las buenas razones que sustentan la importancia de la creación de un sitio web para la pequeña empresa son las siguientes:

 

Ahorra dinero:

El sitio web es uno de los medios para lograr rentablilidad y ampliar su negocio. El mayor costo en que se incurre es el del diseño de sitios web.  El costo de los sitios web de pequeñas empresas oscila entre los doscientos dólares (US $ 200) y los tres mil dólares ($ 3000) Si este costo se compara con los anuncios en la prensa, puede verse como los sitios web le ahorran dinero. Adicionalmente el tiraje de los periódicos es limitado.  La página web puede ser consultada sin límites por miles de personas al mismo tiempo.

 

Ganar credibilidad:

Su pequeña empresa podrá ganar credibiidad si usted hace presencia en la web. Actualmente la mayoría de los consumidores utilizan el Internet para encontrar los productos y servicios, si usted no tiene presencia en los sitios web, los clientes irán a donde sus competidores. Si su pequeño negocio funciona desde su casa y no tiene una vitrina para mostrarse, el sitio web es más beneficioso para usted. Si ya tiene un sitio web con un diseño casero, no se preocupe encontrando un diseñador web profesional que lo rediseñe para darle un enfoque profesional será una manera de aumentar su credibilidad.

 

Ahorro de tiempo:

El tiempo es dinero, a través de un sitio web usted puede ahorrar su tiempo y por lo tanto dinero. Un sitio web es un catálogo digital que proporciona una gran cantidad de información que le ahorrará muchísimo tiempo.

 

No hay problemas de accesibilidad:

Un sitio web está siempre disponible para sus clientes potenciales, ya que a través de ellos pueden revisar sus productos y servicios cuando la tienda o los establecimientos comerciales se encuentran cerrados. En la vida moderna en que el tiempo es cada vez más valorado y escaso la web es una herramienta para vender productos y servicios de una de la forma más fácil.

 

Mantener informados a sus clientes:

¿Había a pensado que su sitio web puede funcionar como un catálogo para su pequeña empresa? Sí, los sitios web son la manera más sencilla y económica de introducir a sus clientes los nuevos productos y servicios; informar sobre los próximos eventos, sobre las ofertas de descuento y servicios  especiales y proporcionarles las últimas noticias e información acerca de sus productos a los clientes.

La web tiene la gran ventaja de que usted puede modificar o cambiar la información de la página web en cualquier momento, es mucho más beneficioso que los anuncios impresos convencionales, ya que estos se vuelven obsoletos con el tiempo.  Las páginas web son dinámicas, los cambios pueden hacerse permanentemente, respondiendo y adaptándose a las necesidades del día a día al igual y al ritmo que lo hace el mercado y su compañía.

 

Entrada en el gran mercado:

Los sitios web son la clave para que las pequeñas empresas entren en el gran mercado. Un sitio web es un óptimo lugar para vender productos y servicios a un gran mercado. Hoy en día, las casas y los coches se venden en línea, si usted piensa que sus productos y servicios no se pueden vender en los sitios web, esta muy equivocado.